¿Hacia dónde debería ir nuestra educación secundaria y bajo qué modalidad?
17 ene. 2011 by Uriel Vicente in

Definir el rumbo de la educación secundaria se hace cada vez más difícil de expresar, pues en la actualidad a la secundaria se le adjudican numerosas responsabilidades desde formar al alumno en un espacio donde se desarrolle plenamente y adquiera conocimientos para una profesionalización así como la formación del carácter, el aprendizaje de normas morales y jurídicas para ser un “buen ciudadano”. En mi forma de pensar no es tanto un problema que la escuela tenga que enseñar esto, la problemática radica en que lo tiene que hacer sola, sin ayuda de los padres y demás actores involucrados en el proceso escolar.

Ante ello, creo que para tener una educación secundaria de calidad que brinde las herramientas necesarias para afrontar problemáticas de la vida cotidiana y sobre todo que posibilite la inserción a un nivel posterior de profesionalización así como a el trabajo, es necesario en primer lugar encontrar un equilibrio entre la cultura joven (desarrollo cognitivo, intereses y expectativas) y la propia cultura escolar. Interesar al alumno sobre lo que tiene que aprender es fundamental para iniciar un proceso de enseñanza efectivo, donde el aprendizaje también dependerá del propio alumno y del docente.

Entonces ¿Existe un modelo ideal de secundaria? Yo creo que no, la lectura nos enumera cinco opciones muy loables pero ninguna es perfecta y tampoco podría erradicar las problemáticas de este nivel, todas ellas son buenas, pero ¿Pero podrían funcionar en nuestro país? , la respuesta individual que tengo es si, siempre y cuando estas estén adaptadas al contexto y necesidades específicas de los alumnos, no podemos visualizarlas como un todo perfecto.

Finalmente debo mencionar   que aplicar estrategias diferentes, vincular recursos tecnológicos y aplicar un modelo específico de enseñanza no es suficiente para cumplir con los propósitos de formar individuos con una clara educación valoral, con principios éticos y conocimientos científicos, con habilidades y capacidades tanto especificas como generales, estoy seguro que la clave a esta problemática radica en la forma en la que se pretenden establecer cualquier modalidad de enseñanza y la capacitación que se brinda a el profesorado para aplicar dicho modelo acorde a los objetivos de un currículo establecido y sobre todo teniendo claro que el fin último es lograr el aprendizaje de los alumnos dando múltiples posibilidades de que estos accedan y puedan permanecer dentro de un modelo , es pues idóneo mencionar que este deberá ser obligatorio y flexible, donde todos asuman todos una responsabilidad compartida.

Por: Oscar Ángel Cigarroa Estrada


Macedo Beatriz y Katzkowicz, Raquel (2011). “¿Hacia dónde debería ir nuestra educación secundaria y bajo que modalidad? En Educación Secundaria: Balance y Perspectiva (documento de discusión). Santiago de Chile: Séptima Reunión de Comité Regional Intergubernamental del Proyecto Principal de Educación en América Latina y el Caribe.

Publicar un comentario