La escuela: una agenda para la acción
17 nov. 2010 by Uriel Vicente in


Por: Uriel Vicente Morales Flores

La secundaria es uno de los niveles educativos con mayores pruebas u obstáculos que dificultan la labor docente. En muchos países los estudios que se realizan sobre éste tienden a mostrar al adolescente como uno de los principales retos, pues debido a su etapa de desarrollo tiene muchas situaciones que lo incapacitan para el estudio. Esta lectura nos muestra un panorama más interno, nos recuerda al verdadero sistema y los propósitos que se ha planteado y que han sido olvidados por algunos.
Entre los principales se encuentran la definición clara de ideas, del establecimiento de lo humanístico como lo más importante, la preparación para el estudio y el trabajo, la renovación pedagógica, el uso de recursos varios y un compromiso público entre las esferas más allegadas। Sin embargo nada de esto ha resultado sencillo, pues muchas de estas propuestas ya se han planteado, en el caso de México, y se ha demostrado que resulta muy complicado dirigirlas cuando en la práctica nos encontramos: los tiempos, el papeleo administrativo, las juntas constantes, las clases diarias, los “cursos” académicos, entre otros requerimientos más ralentizan el curso anhelado de la educación real.
A pesar de todo esto, el camino sigue y debemos continuar con nuestra labor de la mejor manera, concentrados con lo que debemos hacer, lo que se necesita para laborar y claro está, la convicción en que lo que hacemos es lo correcto.


L। Boyer, Ernest, La escuela: una agenda para la acción, “High School: An agenda for action”, en High School. A Reporto n Secondary Education in America, Harper & Row, pp. 301-319.


Miércoles 17 de noviembre de 2010

  1. La adolescencia es una etapa compleja, nosotros como futuros docentes de secundaria tenemos una difícil tarea, tratar con jóvenes con comportamientos, actitudes, pensamientos y expectativas muy pero muy diferentes a las que nosotros tuvimos en nuestra etapa adolescente. Aunado a esta situación la escuela como institución educativa requiere de nuestra labor en distintos ámbitos los cuales debemos combinar con tratar con adolescentes que por si solo ya es una tarea difícil. considero que hacen falta estímulos al trabajo del maestro que considero uno de los trabajos mas desgastantes tanto físico como mentalmente y al cual en ocasiones solo se critica y no se piensa en lo complejo que es esta carrera.

    Por: Emelina Rodríguez Oceguera

  1. En estos tiempos, todo el mundo ha cambiado debido a los adelantos científicos y tecnológicos, por ende las sociedades han experimentado el mismo proceso. Dentro de este proceso la escuela secundaria esta inmersa, para estar a la vanguardia ha de establecer propósitos educativos, una misión y visión para con los centros de trabajo pero sobre todo desarrollar líneas de acción para cubrir las diferentes deficiencias presentes en las escuelas, de esta forma cada institución de un país coadyuvara al logro de la calidad en la misma.
    En nuestro país, tenemos que ir más allá, no quedarnos solamente con el deber ser, sino aplicar un plan de mejora con base en un objetivo claro: la calidad en educación, donde cada actor implícito en la práctica educativa (alumnos-maestros-directivos-comunidad) ponga en marcha diversas estrategias para resolver alguna dificultad con articulación y concordancias de esfuerzos.
    También considero que los docentes también deben de asumir su papel como agentes de cambio, dotar a los educandos de las herramientas y conocimientos imprescindibles para enfrentar un mundo cada vez más competitivo y exigente para el trabajo.
    Este trabajo no es de la escuela ni de los maestros únicamente, es trabajo de todos, pues si llegamos a cumplir el propósito de la educación de formar individuos íntegros, capaces de resolver problemáticas dentro de un contexto escolar y social, la calidad no quedara solamente en las aulas, sino repercutirá directamente en la sociedad.

    Por: Oscar Ángel Cigarroa Estrada

  1. La educación ha tenido que ir cambiando porque las necesidades de los alumnos también y por eso es necesario comprometerse a ir a la vanguardia, ya que para poder enfrentar a un mundo de trabajo es necesario aprender lo básico en la escuela, últimamente es necesario tener que estudiar más allá de una preparatoria para poder tener un buen empleo, tal vez no mejor pagado pero con más oportunidades. La educación necesita de los alumnos y los alumnos a la escuela para poder sobresalir.

    Los maestros, por su parte, tienen que enfrentar la dificultad de enseñar a los alumnos en esta edad de transición y el desafío de la educación secundaria, como escuela de los adolescentes, es formar a un mismo tiempo sus capacidades cognitivas, afectivas y sociales, para buscar la equidad en el progreso de las competencias y no la uniformidad en la adquisición de contenidos.

    Considero que para llegar a una mejor calidad educativa, el también deberá estar involucrado el gobierno federal además debería incrementar sus fondos económicos para ayudar a los estudiantes que lo requieran

    Por: Julio César Bernabe Santiago

  1. Por desgracia el Sistema Educativo Mexicano posee todas estas irregularidades que afentan al docente en su labor, pero una de
    las más graves es que se le carga toda la responsabilidad
    de la ineficiente calidad educativa, cuando factores como
    la familia, la autoridades educativas, la misma sociedad no aportan
    nada a la causa, ellos se creen agentes externos a dichos problemas.

    Cabe volver a reinvindicar todo el proceso educativo, vincular más a los factores externos a la educación de los jóvenes y ser conciente que la educación es social y no sólo escolar.

    Por: Domingo Morales Pérez

  1. No cabe duda que para hablar sobre mejoras a la educación todos tenemos buenos argumentos, pero en realidad qué estamos haciendo desde un punto de vista personal para combatir todos los problemas de los que hacemos mención, en realidad el docente es el núcleo de las dificultades, hasta dónde el trabajo del maestro es relevante para contrarestar estos males, qué queremos los profesores para mejorar la enseñanza en el aula, las escuelas normales verdaderamente forman personal capacitado para beneficiar el sístema, los alumnos que cursan una licenciatura en educación se encuentran en la mejor disposición física, mental y vocacional para saberse como verdaderos agentes de cambio.

    Por Gustavo Alonso Flores Hernández

Publicar un comentario